Cuando lo importante es lo que no se ve

“Se enamoró de sus hojas y no de sus raíces, y en Otoño no supo qué hacer” (Antoine de Saint-Exupéry)

Podemos decir, que muchas veces, priorizamos lo urgente sobre lo importante. Y muchas veces generalizamos, a partir de observaciones sesgadas. Que no pocas veces, nos faltaría poner en la mesa los fallos, las imperfecciones, lo mejorable, las amenazas, las dificultades, para tenerlos tan presentes que pasen a ser un elemento indispensable o determinante sobre, cuál será nuestro ENFOQUE, nuestra búsqueda de la SOLUCION y en la aportación de CONCLUSIONES.

 

Generemos lluvias, tormentas de ideas que nos ayuden a evitar el sesgo de la supervivencia.

 

En el escenario actual, tan sobrecargado de información y sobrellevado sin falta de dificultades, ante la toma de decisiones nos podemos preguntar si deberíamos ser disruptivos o seguidores.

 

Los sesgos cognitivos se presentan precisamente ante ésta desmesurada cantidad de información, cuando percibimos falta de sentido, ante las prisas ó cuando sentimos prisa por tratar de averiguar lo que realmente es importante, lo que conviene recordar. Y es que anhelamos darle sentido a nuestro rumbo y muchas veces desemboca todo ello en una urgencia en la toma de decisiones.

 

Cuando leí, por primera vez El sesgo de la Supervivencia, el Análisis Secuencial, que Abraham Walds, determinó fruto de sus estudios y análisis estadísticos, me pareció totalmente disruptiva y muy adaptable a tantos escenarios (incluida la toma de decisiones) y tremendamente actual.

 

 

De manera muy resumida, (animo a su lectura Abraham Walds_Sesgo de Superviviencia) me gustaría resaltar la importancia de su aplicación sobre la toma de decisiones en los momentos de crisis, donde poder realizar un autoanálisis de las amenazas y dificultades enfrentadas para poder analizar qué pasos serían los más adecuados. Dentro de nuestra empresa, proyecto, ¿deberíamos centrar nuestras fuerzas en las partes, los elementos, productos, servicios que han sufrido más, se han visto más debilitados, hemos perdido ventas, audiencia, usuarios? (la estructura dañada en los aviones que Walds analizó una vez pudieron retornar de la batalla) ó por el contrario en aquellas estructuras, modelo de negocio, idea, etc que podamos determinar ser esenciales, dado que aparentemente no se han visto afectadas como cabía esperar (en el análisis de nuestro avión, aquellas partes que le permitieron regresar)

 

Hay un elemento muy importante, que sería lo imperioso de tener en cuenta y ser conscientes de la ausencia de información, de la que careció Walds, acerca de las partes que fueron alcanzadas por los impactos de proyectiles en los aviones derribados, que no se pudieron consultar o comprobar. (Lo letal es aquello que no se observa)

Y es que, en tal variedad de escenarios: el marketing, las finanzas, la arquitectura, la música, el emprendimiento, los aspectos esenciales más vulnerables, candidatos a necesitar de mayor cuidado, mayor protección y refuerzo, podrían NO SER aquellos en los que se ven MAS IMPACTOS sino aquellos en los que se pueden OBSERVAR menos en relación a lo que cabría esperar. Los impactos observados “permitieron de alguna manera el regreso (la supervivencia)

 

Cómo deberíamos analizar los datos, qué variables, o indicadores utilizar. Qué observaciones o mejor, qué elementos observables y no serían importantes para nuestra toma de decisiones.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a la barra de herramientas